Servicios

Detección de fugas

DETECCIÓN y localización de fugas de agua

Las fugas y su repercusión En todas las redes de distribución de agua existen, en mayor o menor proporción, fugas de agua debidas a cargas y movimientos en el terreno, fallos en los materiales o en la in stalación de las tuberías, presión elevada, ... La cantidad de agua perdida aumenta con la edad de la red y con la falta de mantenimiento.
Las fugas de gran tamano afloran y so n rápidamente repara das. Sin embargo, durante un periodo largo, una gran cantidad de pequenas fugas permanecen ocultas originando pérd idas muy importantes.

A título de ejemplo, una fuga del tamano de un lápiz, ( O 8,7mm), a una presión de 2 kg/cm2 , deja perder aproximadamente 40m3 /día. Esta enorme cantidad de agua puede permanecer oculta meses e incluso anos.

Por ello, para una buena gestión, es im portante realizar planes activos de detección, localización y reparación de fugas.

En Gainza Inspección sabemos que el agua es un recurso valioso que hay que preservar. En todas las redes de distribución de agua existen, en mayor o menor proporción, fugas de agua debidas a cargas y movimientos en el terreno o a efectos climatológicos como heladas en el caso de piscinas y depósitos. La cantidad de agua que se pierde aumenta en redes muy antiguas y con falta de mantenimiento. Desde Gainza le ayudamos con nuestra experiencia y:
  • Diseñamos planes activos de detección y localización de fugas de agua
  • Buscamos fugas en Redes de saneamiento, tuberías de abastecimiento, piscinas, tuberías de agua caliente, instalaciones de calefacción y suelo radiante.
  • Ofrecemos servicio a particulares y empresas: obra nueva, chalets, casas, comunidades de vecinos, polideportivos...
  • Realizamos un trabajo rápido y eficaz para evitar al máximo la pérdida de agua.
detección y localización de fugas de agua

METODOLOGÍA

La tecnología más utilizada para la detección de fugas, son los métodos acústicos.

Mediante la termografía infrarroja, detectamos fugas en instalaciones de agua caliente, instalaciones de calefacción y suelo radiante.

El agua, al salir por la grieta u orificio de la fuga, origina un ruido al pasar de una zona de más presión dentro de la tubería a una zona de menos presión en el terreno.

La metodología más empleada es la utilización de sensores prelocalizadores, que situados en diferentes puntos de la red (válvulas, acometidas, ...), de forma temporal o permanente, nos indican la posible existencia de una fuga.Los datos son recogidos por medi o de una unidad patrulladora.

Posteriormente, mediante equipos de corre lación y localizadores acústicos, se determina el punto exacto donde se encuentra la fuga. .